Los túneles del paraíso

Imagen: Amazon.es

Entre 1883 y 1887, miles de carrilanos provistos de picos, palas, barrenos y más  voluntad que conocimiento, construyeron los 29 túneles y 9 puentes repartidos a lo largo de los 19 kilómetros de la vía férrea que separan La Fregeneda (Salamanca) y Barca de Alba (Portugal),  uno de los más impresionantes ejemplos de ingeniería ferroviaria a escala mundial.

Pero ¿quiénes eran los carrilanos que protagonizan la novela histórica de Luciano G. Egido “Los túneles del paraíso”? Si nos remitimos al Diccionario de la Real Academia Española encontramos dos acepciones, la primera nos dice que en España son las personas que viven en la calle por carecer de hogar y de medios para mantenerse; y que en Bolivia, Chile y Perú son los operarios del ferrocarril. Dos definiciones complementarias que Egido redondea al describirlos como seres endurecidos por la experiencia, que huían de la miseria, se escondían de algún crimen o que simplemente querían salir del pozo, empezar de nuevo o comer caliente todos los días. Hombres sometidos a tal esfuerzo que superados los treinta y cinco años estaban viejos, arrugados, desnutridos, feos y ligeramente encorvados. Personas de fortuna esquiva, cuya evasión eran las peleas, el alcohol y la prostitución.

Mención especial merece la recreación que Egido hace de las circunstancias inhumanas en las que trabajaban en un clima continental de temperaturas extremas, las cuales estaban basadas en la brutalidad, el desprecio por la vida y la injusticia, por lo que las bajas por accidentes laborales eran constantes. También la descripción de las insalubres condiciones en las que vivían, que, a modo de ejemplo, originaron una epidemia de cólera. Unas y otras, unidas a las reyertas y catástrofes naturales, como un desbordamiento del río Águeda que provocó más de 30 muertos, dieron lugar a constantes incumplimientos de los planes de trabajo, con sus consecuentes retrasos y rectificaciones.

En dicha tesitura no es sorprendente que afloraran conflictos políticos, consecuencia de los brotes revolucionarios; de seguridad y orden público, debidos a las peleas y asesinatos; y sociales, por la gestión epidemiológica o resultado de los enfrentamientos entre carrilanos y lugareños.

Novela coral, muy bien documentada, de gran riqueza expresiva, que mezcla diferentes técnicas narrativas para reflexionar sobre la vida en condiciones extremas. Una metáfora de la condición humana de signo fatalista, que se vale de la construcción de una infraestructura que aspiraba a ser una conexión directa y estable entre Salamanca y Oporto, así como originar un fuerte desarrollo económico a ambos lados de la raya húmeda que forman los ríos Duero y Águeda. Sin embargo, los hercúleos trabajos de los carrilanos no se vieron recompensados con el éxito comercial, porque la línea generó déficits continuos y fue cerrada al tráfico el 1 de enero de 1985, cuando un Real Decreto puso fin al servicio entre La Fregeneda y La Fuente de San Esteban.

DATOS BIBLIOGRÁFICOS:

2 respuestas a “Los túneles del paraíso

  1. Rosa V. C. 2 agosto, 2020 / 12:25 pm

    Parabéns por esa homenaxe a eses “carrilanos”, auténticos escravos atraídos por un paraíso que non existía!

    Me gusta

    • Víctor Barrós 3 agosto, 2020 / 9:54 am

      Beizón, Rosa!

      Creo que el homenaje es más completo si a la novela de Egido le ponemos como banda sonora la canción de Genesis “Driving the Last Spike”, que toma su título del acto protocolario de colocar el último tirafondo que ponía fin a la construcción de una infraestructura ferroviaria en los países anglosajones. Porque tanto la novela como la canción nos hablan de lo mismo, de los titánicos trabajos que debieron realizar y los altísimos costes en vidas humanas que hubieron de soportar los “navvies” en Gran Bretaña y los carrilanos en España, a la hora de construir los primeros ferrocarriles.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s