La mirada ferroviaria de Edward Hopper

Imagen: wikiart.org. Self-Portrait. 1925-1930

El 22 de julio de 1882 nacía Edward Hopper, uno de los principales representantes del realismo del siglo XX. Su carácter taciturno y sus formas austeras, tuvieron un fuerte reflejo en su obra -relativamente escasa, ya que fue un pintor de ejecución lenta y pausada-, que se caracteriza por la simplificada representación de la realidad y la perfecta captación de la soledad. Aunque pintó paisajes abiertos y dedicó especial atención a las casas aisladas, la mayoría de temas pictóricos representan lugares públicos como bares, moteles, hoteles, infraestructuras ferroviarias, trenes, todos ellos casi vacíos.

El tratamiento cinematográfico de las escenas, el empleo de la luz blanca y los fuertes contrastes de luces y sombras son los principales elementos diferenciadores de su pintura. Aspectos claramente apreciables en “House by the Railroad”, la casa gótica victoriana aislada que inspiró a Alfred Hitchcook el siniestro motel de Norman Bates en “Psicosis”, y que es reconocible tanto en la película como en el afiche de “Días del cielo” de Terrence Malick.  

Imagen: wikipedia.org. House by the Railroad. 1925

En su pintura captó la América de la Gran Depresión y dos de sus rasgos sociales más característicos, la movilidad geográfica y el desarraigo. En este contexto hay que situar la acuarela “Freight Car at Truro”, en la que vemos un vagón perdido en plena vía, la cual está siendo invadida por la arena. Al igual que “House by the Railroad”, transmite una sensación de abandono y de esplendor que se desintegra lentamente.

Imagen: WikiArt.org. Freight Car at Turto. 1931

En el mismo contexto hay que ubicar “Railroad Sunset”, reflejo de un paisaje, solitario e indeterminado, en el que el ferrocarril, en medio de una de las crisis más graves de la historia, no siempre fue símbolo de  aventura o emoción, reencuentro o despedida. En el cuadro, las vías son un elemento divisorio entre el espectador y la escena natural, en la que se observa un fuerte contraste entre los colores oscuros de la tierra y los tonos rojizos, ocres y cerúleos del cielo.

Imagen: WikiArt.org. Railroad Sunset. 1929

Hopper se interesó también por las escenas de la vida cotidiana situadas en interiores, género que en el siglo XIX adquirió gran popularidad y fue cultivado, entre otros, por los impresionistas. Los escenarios inicialmente hogareños se ampliaron a lugares públicos tales como interiores de teatros, hoteles, trenes…, porque el deseo de los artistas era reflejar las nuevas costumbres y los nuevos estados de ánimo inducidos por los cambios sociales de la época, tal como percibimos en “Compartment C, Car 293”, óleo en el que una mujer viaja sola concentrada en la lectura.

Imagen: historia-arte.com. Compartment C, Car 293. 1938

Su concepto del paisaje supuso una ruptura con el paisajismo norteamericano del siglo XIX, ya que se centra sobre todo en las vistas urbanas de Manhattan o en las zonas residenciales de la periferias, como por ejemplo en “New York, New Haven and Hartford”, cuadro que toma el título del ferrocarril que circuló entre 1872 y 1986 en Nueva Inglaterra. Contemplamos un paisaje aislado de la ciudad, en el que la soledad y los marcados contrates cromáticos lo impregnan todo; donde las vías férreas actúan de nuevo como separación entre el espectador y la escena.   

Imagen: WikiArt.org. New York, New Haven and Hartford. 1931

En las vistas urbanas destaca la inhospitalidad de los lugares pintados, como es el caso de “Approaching a City”, obras de ingeniería que él representa como espacios desolados en los que sobresale su complejidad visual, así como la fugacidad de la vida moderna.

Imagen: edwardhopper.net. Approaching a City. 1946

Hopper se interesó por la cultura y el arte europeo, en especial por Manet y Degas, pero optó por el realismo que defendía su profesor Robert Henri frente al academicismo e impresionismo americano imperantes en la época. Desde pequeño sintió pasión por los trenes, de ahí que no sea extraño que en aproximadamente el 10% de su producción encontremos motivos ferroviarios. Falleció el 15 de mayo de 1967 y tras su muerte, no solo ha sido reconocido como un ejemplo de la pintura realista americana, sino como uno de los grandes maestros del arte del siglo XX.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s